Cómo fortalecer su sistema inmunológico

0
81
Cómo Fortalecer el Sistema Inmunológico
Cómo Fortalecer el Sistema Inmunológico

¿Qué son las defensas inmunológicas?

El cuerpo humano es una máquina increíblemente autónoma. Es capaz de defenderse tanto por fuera como por dentro. El sistema de defensa del organismo, conocido con el nombre de inmunidad, es el que le permite luchar contra posibles agresiones externas. En particular, pueden ser virus, alérgenos, bacterias o incluso varias otras afecciones. Si el cuerpo cede fácilmente a estas amenazas, significa que su sistema inmunológico está debilitado.

La eficacia inmunológica de una persona está estrechamente relacionada con su salud general. Un organismo demasiado ácido, sobrecargado de toxinas o que padece deficiencias automáticamente sufre de defensas inmunitarias debilitadas. Sin embargo, es posible, mediante una dieta sana y equilibrada y un estilo de vida correcto, recuperar una buena inmunidad para evitar problemas de salud. Amplíe las diferentes formas de desarrollar una inmunidad perfecta.

Un conjunto de sistemas complejos, el organismo humano está dotado de un mecanismo de protección eficaz encargado de eliminar todas las amenazas generadas por la intrusión de un cuerpo extraño. Este último, llamado sistema inmunológico o defensas inmunitarias, asegura la supervivencia del organismo con cada segundo que pasa. De hecho, debe saberse que el cuerpo humano está constantemente amenazado por sustancias nocivas que se encuentran en el medio ambiente.

Pueden ser virus, hongos, bacterias o incluso parásitos y cuerpos extraños que pueden desencadenar una respuesta inmune. Esto último está asegurado por una enorme red de células encargadas de desintegrar todo tipo de amenazas tan pronto como sean detectadas.

El sistema inmunológico humano está organizado en dos partes distintas:

  • Una defensa innata, formada en particular por células de la piel que forman una primera barrera contra las amenazas circundantes fuera del cuerpo, pero también por glóbulos blancos, más precisamente fagocitos, que reaccionan instantáneamente a la intrusión de un amenaza al digerirlo.
  • Una defensa adaptativa, formando una segunda barrera protectora dentro del cuerpo. Se trata de una respuesta inmunitaria específica proporcionada por glóbulos blancos especiales: linfocitos. Estas células responden al simple contacto con un cuerpo extraño construyendo una defensa específica. De este modo, están preparados en caso de un nuevo asalto. Esta reacción más rápida se manifiesta en particular por la secreción de anticuerpos.
Leer Más  Los beneficios del rábano negro

Aunque el cuerpo tiene una gran cantidad de defensas, su efectividad depende principalmente de un estilo de vida saludable. Así, una persona que descuida su alimentación, sigue una dieta demasiado restrictiva hasta el punto de sufrir deficiencias, no es lo suficientemente activa o no duerme lo suficiente está más expuesta al riesgo de infecciones microbianas. Este también es el caso de las personas propensas a fumar o al estrés crónico.

¿Cómo aumentar la inmunidad?

La inmunidad debilitada es incapaz de garantizar la defensa del cuerpo contra las amenazas, por pequeñas que sean. Este es el caso, por ejemplo, de las personas que pasan la mayor parte del otoño e invierno con un pañuelo en las manos, ojos rojos y llorosos, secreción nasal constante y tos todo el tiempo. ¿Estás cansado de enfermarte por la más mínima exposición a virus y bacterias? Es posible tapar las lagunas de su sistema inmunológico. Para ponerse en forma y aumentar su inmunidad, todo comienza reajustando su estilo de vida:

  • Iniciar un reequilibrio alimentario: revisar el contenido de tu plato e incorporar alimentos ricos en minerales y vitaminas es un primer paso eficaz para potenciar la eficacia del sistema inmunológico.
  • Evite las noches de insomnio: el sueño es un factor importante en el mantenimiento de las defensas inmunológicas. Descuidarlo equivale a debilitar intencionalmente la inmunidad, ya que la falta de sueño es mala para algunos glóbulos blancos. Idealmente, se recomiendan de 7 a 8 horas de sueño reparador para fortalecer las defensas inmunológicas.
  • Tómese el tiempo para respirar y relajarse: la fatiga, la ansiedad y el estrés debido a un ritmo diario agitado también tienen un impacto significativo en las funciones inmunológicas del cuerpo. Por tanto, se recomienda reducirlos al máximo mediante la práctica de actividades relajantes como el yoga, la meditación o la lectura, siempre y cuando el cuerpo esté calmado y relajado.

¿Qué puede hacer para estimular un sistema inmunológico debilitado?

Si bien una dieta sana y equilibrada, la actividad física y el descanso son las bases para fortalecer el sistema inmunológico, también existen pequeños reflejos aparentemente inofensivos que le ayudan a mantenerse en forma. Esto se debe a que la inmunidad tiende a debilitarse, especialmente cuando cambian las condiciones climáticas. Además de adoptar buenos hábitos para reactivar las defensas debilitadas, estos consejos pueden resultar útiles cuando llegue el momento:

  • Tomar una ducha alterna de agua fría y caliente ayuda a tonificar el cuerpo desde el comienzo del día, y por tanto a sentirse más resistente. Este método consiste en ducharse con agua muy caliente y luego pasar cada parte del cuerpo bajo un chorro de agua fría.
  • Muévete y ventila: si no practicas regularmente actividad física, caminar puede ser más que suficiente. Un estilo de vida sedentario es un factor que debilita el sistema inmunológico. Es aconsejable combatirlo adoptando un estilo de vida más dinámico.
  • Recurrir a una cura preventiva: antes de proceder a un adecuado reajuste dietético, realizar una dieta de desintoxicación limpiar el cuerpo de sus desechos es una buena idea. De lo contrario, también se recomienda tomar probióticos para estimular las defensas debilitadas. Estos últimos son eficaces para fortalecer las defensas de la flora intestinal, un verdadero pilar de inmunidad. Además, es posible conseguirlo en farmacias o en tiendas ecológicas.
Leer Más  Propiedades y Beneficios de los arándanos

¿Cómo elevar el nivel de glóbulos blancos y anticuerpos?

Los glóbulos blancos, que vienen en diferentes tipos, son cada uno responsable de una respuesta inmune específica. Proporcionan la mayoría de las defensas del organismo. Los leucocitos son, en otras palabras, los valientes soldados del cuerpo. Como resultado, cuantos más, más efectiva es la defensa del cuerpo. Afortunadamente, la proliferación de leucocitos puede potenciarse de forma natural para aumentar su nivel en sangre. Para hacer esto, es importante asegurarse de que la dieta proporcione suficiente vitamina A al cuerpo. De hecho, la vitamina A ayuda a estimular la producción de leucocitos y, por lo tanto, de anticuerpos, que son secretados por los linfocitos. Se encuentra en particular en verduras ricas en betacaroteno como la zanahoria, espinacas o incluso calabaza.

¿Cómo mejorar su sistema inmunológico con la homeopatía?

También en el contexto del fortalecimiento del sistema inmunológico, la homeopatía es una solución que se basa en la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo. Este enfoque terapéutico vio la luz en la década de 1796. Se utiliza en particular para estimular la inmunidad y para tratar infecciones repetidas como la gripe o las alergias. Para hacer esto, el homeópata usa la misma sustancia que debilita el sistema inmunológico para educarlo y estimularlo. El tratamiento generalmente se realiza con pequeñas tabletas disponibles en farmacias.

¿Cuáles son los alimentos que aumentan la inmunidad?

Para estimular las defensas inmunitarias debilitadas y gozar de buena salud, la dieta es el primer elemento a revisar. Asegúrese de incluir los siguientes alimentos con la mayor frecuencia posible en su plato:

  • Ajo, reconocida por su eficacia contra virus y bacterias, es un gran aliado para la defensa inmunológica. No dudes en incluirlo crudo en ensaladas para disfrutar de sus beneficios;
  • Naranjas y los limones, ricos en vitamina C, también aumentan la inmunidad. Lo ideal es tomarlos en forma de jugo de frutas al despertar;
  • Legumbres, como lentejas, son perfectos para estimular la producción de anticuerpos por parte del organismo;
  • El té verde, diurético y drenante, es una bebida rica en antioxidantes. Beberlo a diario es una forma eficaz de fortalecer el sistema inmunológico;
  • Los pescados grasos como el atún, el salmón o las sardinas, así como el aceite de hígado de bacalao, tendrían un impacto positivo en la inmunidad gracias a Omega 3 que contienen.
Leer Más  ¿Cómo dejar de picar?

De lo contrario, las verduras, los champiñones, los mariscos en general e incluso el chocolate negro también forman parte de esta lista no exhaustiva de alimentos que solo son buenos para el sistema inmunológico.

Que vitamina para luchar contra la debilidad inmunológica?

Antes de elige una dieta, es importante asegurarse de que los platos involucrados no carezcan de vitaminas. De hecho, su papel es crucial para estimular las defensas naturales del cuerpo:

  • Vitamina D : es tan importante para los huesos como para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Su producción por parte del cuerpo es estimulada por la exposición al sol.
  • Vitamina C: tiene propiedades antifatiga. Su deficiencia en el organismo reduce considerablemente las defensas del organismo. Esencialmente proporcionado por los alimentos, está presente en vegetales verdes como brócoli, repollo, frutos rojos, cítricos, kiwi y muchos otros.
  • Vitamina A: es un elemento esencial en la producción de glóbulos blancos.

Una forma natural de proceder: ¿Qué planta usar como medicamento para fortalecer sus defensas?

Además de consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales, también es posible estimular su sistema inmunológico con medicamentos a base de hierbas. La naturaleza es de hecho un verdadero aliado para ayudar al cuerpo. Entre las posibles soluciones se encuentran:

  • La equinácea, que además de estimular las defensas del organismo, es antibiótica y antiviral;
  • Tomillo, una planta que purifica el cuerpo y aumenta su inmunidad;
  • Árbol del té, un excelente antibacteriano que se utiliza para producir aceites esenciales beneficiosos para la defensa inmunológica.

 

Si te ha gustado dale a "Me gusta" y compartir, "Gracias".

 

Y Recuerda Siempre:

"La salud no es conocida hasta que es perdida" "El que bien come y bien digiere, sólo de viejo se muere"
 

Nos puedes seguir en:

https://www.facebook.com/bienestarysalud.info/ o también https://www.facebook.com/groups/857929794373666/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here