Ajo confitado y sus beneficios

0
24
Ajo Confitado y sus Beneficios
Ajo Confitado y sus Beneficios

Origen del ajo

Más que un simple ingrediente de cocina, el ajo destaca por sus múltiples beneficios gracias a su riqueza nutricional. Por ejemplo, es beneficioso para el sistema cardiovascular y ayuda a combatir el cáncer de estómago. Descubra en detalle sus beneficios para la salud.

Originario de Asia Central, el ajo es una planta de la familia Liliaceae. Reconocido por sus propiedades medicinales, siempre ha jugado un papel importante en la historia de la humanidad. De hecho, los atletas de la antigua Grecia lo consumieron para mejorar su rendimiento durante los Juegos Olímpicos. El ajo también se utilizó en la medicina china e india para tratar las infestaciones parasitarias y la lepra.

A principios del siglo XVIII en Francia, los sepultureros comían ajo machacado con vino para protegerse de la plaga. Finalmente, los soldados de las dos guerras mundiales aplicaron ajo a sus heridas para prevenir la gangrena.

Composición de ajo

El ajo es un excelente aliado para mantener una buena salud. De hecho, cada diente de ajo contiene nutrientes interesantes, a saber:

  • Proteínas
  • Lípidos;
  • Carbohidratos;
  • Fibras;
  • Vitaminas (A, B, C y E);
  • Calcio;
  • Cobre ;
  • Hierro ;
  • Yodo;
  • Magnesio;
  • Manganeso;
  • Fósforo;
  • Potasio;
  • Selenio;
  • Sodio;
  • Zinc.

¿Cuántas calorías tiene el ajo?

El ajo es uno de los alimentos con menos calorías, ya que una ración de 100 g aporta solo 131 kcal. Por tanto, se prefiere como parte de una dieta. Además, contiene antioxidantes que promueven la pérdida de peso y ayudan a reducir los niveles de colesterol malo a la vez que agregan sabor y sabor al platillo que sazona. Sus efectos también se manifiestan por un aumento del metabolismo. Las calorías también se queman mejor.

Leer Más  ¿Cómo dejar el azúcar?

¿Por qué preferir el ajo confitado al ajo fresco?

En comparación con el ajo fresco, el ajo confitado tiene muchas cualidades:

  • Destaca por su picante y sabor dulce;
  • Es un ingrediente de elección para preparar una crema untable;
  • Es perfecto para espesar salsas picantes o aderezos;
  • Va bien con especias, pimientos y hierbas aromáticas.

¿Cómo utilizar el ajo confitado?

Hay muchas formas de utilizar el ajo confitado:

  • Condimente las verduras crudas con ajo confitado;
  • Agregue ajo confitado en un sándwich o en una pizza;
  • Consumir ajo confitado con sopa o pan;
  • Incorpora el ajo confitado y el perejil en el yogur natural para hacer una salsa cremosa.

¿Qué puede hacer el ajo por la salud?

Además de realzar el sabor de los platos, el ajo es excelente para la salud porque:

  • Reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los estudios han demostrado que consumir de 2 a 5 g de ajo al día ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Además, el ajo mejora el flujo sanguíneo, lo que ayuda a prevenir los coágulos de sangre.

  • Ayuda a combatir el cáncer

El ajo contiene varios compuestos que le confieren propiedades anticancerígenas. Como resultado, consumirlo regularmente ayuda a prevenir la aparición de cáncer de colon, garganta, estómago, mama, ovario o próstata.

  • Ayuda a combatir ciertos virus e infecciones.

El ajo crudo tiene propiedades antiinflamatorias, antivirales, antibióticas y antibacterianas. Esto lo convierte en un gran aliado en la lucha contra muchas enfermedades infecciosas (resfriados, dolor de garganta, amigdalitis, etc.).

¿En qué temporada consumir ajo fresco?

El ajo nuevo (fresco) se puede comer durante todo el año. Se encuentra durante el período que se extiende de abril a agosto. Entre las variedades y aspectos más populares se encuentran el ajo blanco, el ajo rosado, el ajo silvestre y el ajo confitado.

Almacenamiento de ajo: ¿Cómo se hace?

Hay dos métodos para conservar el ajo:

El ajo se puede almacenar durante unos meses en el refrigerador. Para eso es necesario:

  1. Separe los dientes de las cabezas de ajo, manteniendo la piel;
  2. Enjuague, luego cocine al vapor durante 30 minutos (o hierva en una cacerola);
  3. Pele cada vaina;
  4. Con un procesador de alimentos, mezcle hasta obtener un puré con un poco de aceite de oliva;
  5. Ponga la mezcla en un recipiente, luego guárdela en el refrigerador.

Es posible mantener el ajo en el congelador durante todo el año. Para hacer esto, simplemente siga los siguientes pasos:

  1. Limpiar cada diente de ajo;
  2. Coloque las vainas en una bolsa para congelador;
  3. Coloque la bolsa en el congelador.
Leer Más  Beneficios y Propiedades del Ajo para la Salud

¿Cómo cocinar el ajo?

Crudo, cocido, picado, frito… El ajo se puede cocinar de muchas formas. Sin embargo, es fundamental quitar la piel de la cabeza del ajo, cortar la base del diente y quitar la piel, independientemente del método de preparación.

Los beneficios del ajo

El ajo aporta múltiples beneficios gracias a su riqueza nutricional:

  • Mejora la fluidez de la sangre;
  • Limita el riesgo de infarto;
  • Disminuye el nivel de colesterol malo;
  • Ofrece una protección más eficaz a la piel frente al sol debido a su contenido en selenio;
  • Ayuda a combatir el estrés gracias a su contenido en vitamina B6;
  • Da energía;
  • Reduce el riesgo de cáncer;
  • Reduce la presión arterial;
  • Ayuda a combatir enfermedades infecciosas;
  • Elimina toxinas gracias a su contenido en potasio, calcio y vitaminas A y C;
  • Es bueno para la figura por su bajo contenido calórico.

¿Cuáles son las virtudes del ajo?

Además de los beneficios mencionados anteriormente, el ajo también es conocido por sus virtudes de belleza:

  • Ayuda a combatir el acné;
  • Trata enfermedades de la piel y uñas dañadas;
  • Elimina las verrugas;
  • Elimina la caspa;
  • Promueve el crecimiento del cabello.

¿El ajo ayuda a la digestión?

Sí, el ajo favorece la buena digestión, ya que contiene ácidos fenólicos que limpian y depuran el sistema digestivo. Por tanto, es recomendable consumirlo en caso de problemas digestivos o trastornos digestivos crónicos. Además, el ajo contiene inulina, un prebiótico beneficioso para la flora intestinal.

Peligros y contraindicaciones

Es recomendable evitar consumir ajo en grandes cantidades antes y después de la cirugía por sus efectos anticoagulantes. Esto también se aplica a quienes toman medicamentos anticoagulantes.

El ajo está contraindicado para personas alérgicas a plantas de la misma familia (cebolla, chalote, tulipanes…). Las personas con enfermedades de la sangre o del metabolismo también deben consultar con un médico antes de consumir más de una cápsula al día. Por último, consumir más de 4 g diarios de ajo puede provocar molestias gastrointestinales (pirosis, vómitos, diarreas, náuseas, etc.).

¿Cuáles son los efectos nocivos del ajo en la salud?

Como la mayoría de los demás alimentos, el ajo puede tener efectos secundarios. Su consumo aumenta el riesgo de sangrado, especialmente en personas que se han sometido a cirugía. También se ha informado de asma en quienes trabajan regularmente en contacto con ajo.

Algunos productos de ajo pueden causar daños y quemaduras cuando se aplican sobre la piel. Finalmente, en dosis elevadas, el ajo provoca sensación de ardor en los niños.

Leer Más  Cómo el ajo puede ayudar con la pérdida de peso

¿Cuándo debes evitar consumir ajo?

Ciertamente, el ajo es bueno para la salud, pero conviene privarse de él:

  • En caso de tratamiento anticoagulante;
  • En caso de tratamiento médico;
  • En caso de problemas de hígado;
  • En caso de embarazo.

Las personas con estómagos frágiles y presión arterial baja también deben evitar consumir ajo.

Nuestras recetas adelgazantes a base de ajo

Bajo en calorías, el ajo es excelente para mantener la figura. Por tanto, es uno de los ingredientes básicos de muchas recetas adelgazantes. A continuación, presentamos algunos:

Puré de ajo

Esta receta es perfecta para cenar. Para lograrlo debes:

  • 1 ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva;
  • Sal.

Estos son los pasos a seguir para su preparación:

  1. Separe todos los dientes de ajo de la cabeza, luego frótelos entre las manos para quitar las primeras pieles;
  2. Hervir 1/2 litro de agua ligeramente salada;
  3. Agregue los dientes de ajo y cocine por unos 20 minutos;
  4. Escurrir, luego dejar enfriar las vainas;
  5. Pelar las vainas y quitar la parte marrón, ligeramente dura;
  6. En un bol, machaca el ajo con un tenedor;
  7. Agregue aceite de oliva y una pizca de sal;
  8. Mezclar hasta obtener una masa homogénea y suave;
  9. Sirva caliente o frío con rebanadas de pan tostado.

Patatas salteadas con ajo y perejil

Esta receta hará las delicias de vegetarianos y veganos. Estos son los ingredientes necesarios para hacerlo:

  • 7 dientes de ajo;
  • 6 patatas
  • ½ manojo de perejil;
  • Aceite (preferiblemente ligero como el aceite de girasol);
  • Sal.

Para la preparación, proceda de la siguiente manera:

  1. Corta las papas en cubos medianos;
  2. Sumerja los cubos de papa en agua hirviendo;
  3. Deje de cocinar cuando los cubos estén firmes;
  4. Mientras las patatas están hirviendo, pica finamente el ajo;
  5. Escurre las patatas;
  6. Calentar el aceite en una sartén;
  7. Dorar las patatas sin mezclarlas;
  8. Sal ligeramente y revuelve;
  9. Dorar ambos lados;
  10. Agrega el ajo y baja el fuego;
  11. Espere 3 minutos;
  12. Mientras tanto, enjuague el perejil;
  13. Después de 3 minutos, revuelva las papas y agregue el perejil;
  14. Una vez que el perejil se haya ablandado, revuelva nuevamente;
  15. Gusto.

Para tu información, si las patatas carecen de aceite durante la cocción, solo agrega un poco más.

Si te ha gustado dale a "Me gusta" y compartir, "Gracias".

 

Y Recuerda Siempre:

"La salud no es conocida hasta que es perdida" "El que bien come y bien digiere, sólo de viejo se muere"
 

Nos puedes seguir en:

https://www.facebook.com/bienestarysalud.info/ o también https://www.facebook.com/groups/857929794373666/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here