Evitar los Hongos para que no causen daño en nuestro Organismo

0
221
Hongos en Pies - Hongos en Nuestro Organismo
Hongos en Pies - Hongos en Nuestro Organismo

Los hongos son organismos que están dispersos en todo el medio, y muchos forman partes de nuestros alimentos diarios, como lo son: el pan, los vinos, la cerveza, que se denominan: levaduras. Pero hay ciertos porcentajes que son patógenos, es decir, que tienen la capacidad que causar una enfermedad o un daño en el organismo.

Existen muchas infecciones producidas por estos hongos, los más usuales son los hongos que afectan la piel. Que son altamente contagiosos, dan muchísima picazón y puede o no tomar un determinado color característico.

Pie de Atletas

Los hongos que afectan los pies, por lo general existen dos grandes ejemplos:

Pie de atleta o tiña: es la infección que causa un hongo DERMATOFITOS, que puede que afecte ambos miembros o uno solo. Este hongo se alimenta de la dermis de la piel por eso habita en ella. Es una infección que es ocasional encontrarla más en niños, que en adultos.

Son causadas por varios factores que van a fijar el ambiente óptimos para su desarrollo, el calor, la humedad y un roce continuo.

Sudor excesivo de ambos miembros
Rozamientos o llagas en los pies
Utilización de calzado cerrado
Utilizar los mismos zapatos o calcetines largo tiempo
Trabajos con muchas horas de pie o andando, y que se encuentren en lugar con humedad.
Atletas, deportistas, corredores.

Onicomicosis: es la infección de la piel, o infección de las uñas de los pies. Ambos son muy usuales, pero el pie de atleta se necesita menos tiempo para eliminarlo.

Los hongos de las uñas, se pueden presentar con más frecuencia que en las uñas de las manos, debido a que los hongos encuentran su hábitat normal para el crecimiento mucho más adecuado en un ambiente oscuro, cálido y húmedo.

Se hacen visibles fácilmente, ya que las uñas toman un color distinto al habitual. Se tornan de un color amarillento, blanco o verdoso. Que si prosigue la infección, la uña se descama, se engrosa y puede decolorarse e irse acumulando el tejido muerto. No es doloroso, pero con el tiempo si no se asiste a un tratamiento, puede serlo.

En los tratamientos, se tratan con pomadas o lavarse con un determinado producto. Además se debe contribuir con dale al pie un ambiente más adecuado y no óptimo para el desarrollo del hongo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here