Los Beneficios de Comer Sandía en las Dietas

0
99
Comer Sandía para Adelgazar - Comer Sandía para Bajar Peso
Comer Sandía para Adelgazar - Comer Sandía para Bajar Peso

Suave, dulce, deliciosa, ligera. Sus virtudes son infinitas. Hablamos de la reina del verano, la sandía. Esta fruta de gran tamaño, tiene un poder saciante y combina con comidas dulces y saladas. Si estás a dieta y quieres perder peso, no dudes en incluir la sandía en tu lista de la compra. La sandía es uno de los alimentos sanos del verano que más adeptos tiene.

La sandía ideal para todas las dietas

Entre las propiedades de la sandía, se encuentra el hecho de que en su composición, el 93% de su contenido es agua. Además, la sandía es muy baja en azúcar, por lo que pueden comerla las personas diabéticas.

Al contener tanta agua, comer sandía garantiza una buena hidratación. Un dato a tener en cuenta para incluir sandía en la dieta de personas que tienden a beber poca agua, y que sufren mayor riesgo de deshidratación, como los niños y los ancianos. También deben hacer lo mismo y coger una buena ración de sandía los deportistas tras una jornada de ejercicio, o simplemente, cualquier persona que sienta ganas de un tentempié en un día de calor.

Además de agua, la sandía contiene potasio y magnesio. Aunque es carente de otras vitaminas, las cantidades de potasio, hacen de la sandía un alimento sano y aconsejable para todos. El capricho sale muy barato también para la salud, pues la sandía posee sólo 20 calorías por 100 gramos de peso.

A pesar de sus virtudes, hay personas a las que la sandía les resulta indigesta y les provoca hinchazón. Si es tu caso, déjala para tomarla entre comidas y nunca como postre.

Comer sandía cada día es sencillo

Sorbetes, granizados, helados y hasta gazpacho son las formas más refrescantes de comer sandía. Esta fruta es como una golosina natural para los niños, y por qué negarlo, también para los adultos.

Una forma de preparar un postre que hagan de tu menú una alimentación saludable, es prepararla junto a su otro ligero compañero del verano, el melón. Con media sandía, medio melón y dos cucharadas de azúcar, puedes preparar una copa de melón y sandía para que tus comensales, se chupen los dedos. Sólo tienes que quitarles las pepitas y sacar bolitas de las frutas con un vaciador. Luego, el resto de la pulpa la pasas por la batidora. Añades el azúcar, y lo metes en el congelador o en la nevera, para que esté fresquito. Sírvelo con las bolas de melón y sandía como decoración.

Comer sandía es una buena opción si quieres perder peso sin pasar hambre, o simplemente sigues una alimentación saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here