Tratamiento y remedios caseros para el pie de Atleta

0
262
Tratamiento Pie atleta - Remedios Pie de Atleta
Tratamiento Pie atleta - Remedios Pie de Atleta

El popularmente conocido como pie de atleta, denominado en círculos más científicos con el nombre de tinea pedis o tiña podal, es una infección que se produce en los pies y en las manos producto de la presencia y desarrollo de hongos antropofílicos.

Estos hongos se alojan en los talones, entre los dedos, en las plantas de los pies y en las palmas de las manos produciendo un enrojecimiento, escozor, ardor y, en los casos más extremos, supuración que suele ser sumamente incómodo y hasta doloroso.

Es común que se contraiga por la exposición de la piel a áreas donde el hongo se encuentre alojado, pudiendo ser por contacto directo con una persona infectada o con artículos o superficies tales como duchas públicas, piscinas o medias y zapatos contaminados. remedios caseros para pie de atleta.

Tratamiento y remedios caseros para el pie de atleta

Si notas alguno de los síntomas que fueron mencionados con anterioridad, te aconsejamos probar la utilización de los siguientes remedios caseros que te darán una solución tanto efectiva como económica:

Agua con sal: los hongos odian la sal. Con verter unas cuantas cucharadas de sal (alrededor de ocho) en un recipiente con agua e introducir la zona afectada en la solución por unos minutos, se eliminará el pie de atleta. Si persiste, continúe el proceso en los días siguientes. Este remedio puede resultar doloroso en caso de que la piel se encuentre abierta

Agua con vinagre: también puede ser de ayuda sustituir la sal por vinagre o combinar ambas en la solución. El agua debe encontrarse más o menos caliente para mayor efectividad.

Aloe vera: si tenemos la piel abierta y no queremos pasar por el dolor que podrían implicar los remedios anteriores, también es favorable untar las zonas afectadas con aloe vera durante varios días para ir eliminando el hongo

Bicarbonato de sodio: es impresionante los múltiples usos y beneficios que tiene el bicarbonato. En este caso, se procederá a mezclar bicarbonato de sodio con pequeñas porciones de agua tibia hasta crear una pasta. Una vez que esta haya ganado la suficiente consistencia, se debe untar en la zona infectada, frotarla y dejar que actúe sobre la piel unos minutos.

Tras lo anterior, se procede a retirarla con agua

Son varias las maneras en las que se puede curar el pie de atleta. Sin embargo, como siempre, la mejor alternativa es evitar contraerlo. Si vas a ducharte en baño público, evita por todos los medios hacerlo descalzo; utiliza sandalias que protejan tus pies.

De igual manera, no mantengas contacto directo con pies que veas que tienen manchas en las uñas, coloración rojiza en la piel o secreción de pus. Y mucho menos utilices los zapatos o medias de esas personas. Esperamos que estos remedios te hayan sido de ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here