Saber todo sobre la fobia a la comida

0
103
Fobia a la Comida
Fobia a la Comida

¿Qué es la fobia a la comida?

Comer es un acto natural y necesario para la supervivencia de los seres humanos y de todos los seres vivos. Necesidad diaria expresada de forma automática, puede, en determinados casos, ser fuente de un miedo irracional y excesivo. Este fenómeno puede afectar a adultos y niños y se denomina «fobia a los alimentos».

En general, la fobia a los alimentos se manifiesta como repugnancia, ansiedad y pánico ante la presencia de uno o más alimentos como frutas, verduras o cualquier producto alimenticio. Para hacer un balance de esta reacción, es importante saber qué es realmente, cómo se manifiesta y cómo tratarla. Explicaciones.

Poco conocida y muchas veces subestimada por muchas personas, la fobia a los alimentos es una patología que no debe pasarse por alto y que debe tratarse. Aquí está la información esencial para recordar al respecto.

Definición: ¿Es un trastorno alimentario?

Básicamente, el trastorno alimentario es una alteración grave en el comportamiento de un individuo relacionado con la comida, la imagen corporal y el peso. Este trastorno generalmente ocurre después de un trauma, pero también puede estar influenciado por la herencia, la baja autoestima o la depresión. Los principales tipos de trastornos alimentarios son la anorexia, la bulimia y los atracones. La fobia a los alimentos también incorpora esta lista. En efecto, la fobia a la comida no es otra que el miedo a comerla, e incluso a beber agua. De origen psicológico, debe ser tratado por un especialista (s) lo antes posible.

La ansiedad de comer o el miedo a comer

Algunas personas pueden eliminar completamente un alimento de su alimento porque le tienen miedo. Esta ansiedad por comer tiene muchas causas. Por ejemplo, puede ser un alimento que le causó problemas digestivos hace mucho tiempo o que la persona cree que es perjudicial para su salud. También es posible que los supuestos trastornos digestivos sean el resultado de la imaginación o un problema psicológico. Existen varios otros casos de fobia a los alimentos, entre otros el miedo a comer verduras, el miedo a comer frutas, el miedo a no comer suficientes productos saludables, el miedo a comer en exceso …

Leer Más  Remedios caseros para el colesterol y mejorar la Salud

La lista es larga, pero en general, el miedo a comer se manifiesta por una hiperselectividad por un lado e hipersensibilidad por otro. El primero es restringir la variedad de alimentos. El segundo es el resultado de una «disoralidad sensorial» en la nariz y la boca. Esta sensación conduce posteriormente a problemas de alimentación.

¿Cuáles son los diferentes tipos de fobias alimentarias?

La fobia a los alimentos existe en diferentes variaciones. Para hacer frente a este problema, el autodiagnóstico es fundamental. Para lograrlo, aquí están los diferentes tipos de trastornos alimentarios derivados del miedo a comer.

Fobia a los alimentos por los nuevos alimentos

La fobia a los alimentos por los nuevos alimentos también se conoce como «neofobia a los alimentos». Como sugiere el nombre, es el miedo a probar alimentos que no son familiares o diferentes a los que se comen a diario. Se manifiesta evitando todos los alimentos nuevos. Esta forma de fobia a los alimentos es una etapa normal en niños de entre 2 y 6 años. Sin embargo, cuando persiste hasta la edad adulta, puede tener consecuencias dañinas tanto física como moralmente.

Fobia a la comida en general

Calificada como peligrosa y restrictiva, la fobia a la comida en general afecta gravemente la salud y el bienestar de la persona propensa a ella. Los casos menos graves incluyen el miedo a comer alimentos en presencia de otros o el miedo a comer alimentos preparados por otras personas. Circunstancias graves provocan miedo a comer por miedo a una reacción alérgica o intoxicación alimentaria.

En este caso, es fundamental seguir una alimentación sana y equilibrado. Se recomienda esta solución, aunque solo sea para limitar las consecuencias nocivas de este trastorno en la salud. Además, la fobia a la comida se expresa por otros casos, entre otros:

Fobia a las verduras

La fobia a las verduras se conoce como «lacanofobia». Las personas que la padecen experimentan una angustia y un disgusto incontrolados al ver verduras. A menudo, estas personas tienen un reflejo nauseoso cuando muerden, incluso en pequeñas cantidades.

Fobia a los frutos rojos

Aún poco conocida por el público en general, la «carpofobia» o la fobia a los frutos rojos es un caso bastante raro. Principalmente se traduce en un miedo irracional y un profundo disgusto por frutas como la aceituna, el tomate cherry, la fresa… La manifestación de esta fobia puede variar de una persona a otra. Algunos están aterrorizados ante su mera mención y otros no soportan estar en la misma habitación que este tipo de comida.

Leer Más  Peligros de los impulsos alimentarios

El disgusto suele estar relacionado con factores psicológicos o la textura suave de la fruta. Esta situación requiere la intervención de un especialista en nutrición, por un lado, que ofrecerá un programa de dieta adecuado para la persona. También requiere la ayuda de un psicólogo, por otro lado, que apoyará al individuo en sus trastornos de conducta.

¿Cómo funciona la fobia a la comida?

Al igual que otros trastornos, la fobia a los alimentos afecta a cualquier persona, independientemente de su sexo y de cualquier edad. Para analizar sus efectos es fundamental conocer cómo se manifiesta en el paciente.

Fobia a los alimentos en adultos

Aparte de los factores biológicos y psicológicos, en los adultos, el objetivo de querer comer equilibrado o Perder peso puede convertirse en una fobia a la comida. Este es, por ejemplo, el caso de una persona que se siente culpable por el más mínimo mordisco adicional o la más mínima desviación del punto de equilibrio establecido en materia de alimentación.

Además de esto, la fobia a la comida en los adultos también se manifiesta por una obsesión por el contenido del plato. Esto luego conduce a impactos negativos en la vida social del individuo. De hecho, las personas ansiosas o deprimidas desarrollan este tipo de fobia al tratar repetidamente de suplir su falta de afecto en la vida cotidiana.

Fobia a la comida en niños de 3 años

En los niños, la fobia a los alimentos es normal en una determinada etapa de su crecimiento. Por lo general, comienza con la diversificación de alimentos. A los 3 años, este comportamiento alimentario resulta en la negativa a probar alimentos desconocidos. La explicación puede ser una necesidad de imponerse ante los padres. Luego, el niño comienza a clasificar su comida. En la mayoría de los casos, no le gustan las verduras, como las espinacas, repollo o pimientos, y prefiere los alimentos grasos y azucarados, así como los almidones y la carne.

La fobia a los alimentos en los niños pequeños también puede manifestarse como miedo a la intoxicación o asfixia. Esta ansiedad por comer generalmente disminuye con la edad hasta que desaparece por completo cuando se hace mayor. Este tipo de trastorno solo se califica como peligroso cuando persiste hasta la edad adulta. Lo ideal es establecer, desde el principio, hábitos alimentarios saludables y equilibrados para acostumbrar al niño a una menú de dieta. Básicamente, depende de los padres familiarizar a los niños con el consumo de verduras y frutas.

Leer Más  Las Mejores Patatas Fritas

¿Cómo curar una fobia a la comida?

Como solución contra la fobia a los alimentos, se agradece la ayuda de un terapeuta, o más precisamente de un especialista en terapia conductual. Por lo general, la terapia dura entre 6 y 8 semanas. Durante el tratamiento, el médico identifica las principales causas de la fobia del paciente. Luego, corregirá su forma de pensar sobre la comida, lo ayudará a enfrentar su miedo y a adoptar nuevos comportamientos alimentarios.

Además de esto, la hipnosis es una de las soluciones que utilizan algunos terapeutas. Durante la sesión, el médico guía al paciente en la determinación de los factores que desencadenan la fobia. El objetivo es ayudar al individuo a comprender mejor sus trastornos y controlar mejor su miedo. Sin embargo, esta práctica, como todas las demás, solo es eficaz si el propio paciente participa personalmente en el proceso. Para ello, se recomienda seguir una dieta adecuada como crononutrición por ejemplo. Debido a la eficacia de este tipo de dieta, será fácil para el paciente mantener su forma preservando su salud frente a la fatiga. diabetes, pérdida de concentración, efecto yo-yo… Por eso, adoptar una dieta saludable es ante todo la mejor opción para optar por superar la fobia.

Para los niños, la mejor manera de curar la fobia a los alimentos es ofrecerles tantos alimentos nuevos como sea posible. El truco consiste en presentar los platos con los mismos ingredientes en diferentes formas. Es posible cocinarlos o prepararlos crudos ofreciendo una variedad de recetas al mismo tiempo (puré, gratinado, sopa, etc.). El objetivo es estimular la curiosidad del niño. Esta técnica ayuda al niño a reaccionar mejor a la comida y a tener una buena impresión de ella. Además, también es recomendable llevarlo de compras o cocinar platos caseros con él. Además de fortalecer los lazos con su madre o su padre, esta iniciativa incita al niño a apreciar la comida.

 

Si te ha gustado dale a "Me gusta" y compartir, "Gracias".

 

Y Recuerda Siempre:

"La salud no es conocida hasta que es perdida" "El que bien come y bien digiere, sólo de viejo se muere"
 

Nos puedes seguir en:

https://www.facebook.com/bienestarysalud.info/ o también https://www.facebook.com/groups/857929794373666/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here