Remedios caseros para la piel grasa

0
120
Remedios Caseros Piel Grasa - Remedios Piel Grasa
Remedios Caseros Piel Grasa - Remedios Piel Grasa

La herenecia tiene un papel importante en la piel grasa, pero también lo tienen las hormonas, como corroboran las mujeres embarazadas, que a veces notan que aumenta la grasa de su piel a medida que cambia su actividad hormonal. Lo mismo sucede a las mujeres que usan determinados tipos de píldoras anticonceptivas.

Por otra parte, la tensión también puede hacer que las glándulas sebáceas se activen en exceso. Por último, los cosméticos inapropiados pueden agravar fácilmente lo que de ordinario sería un caso benigno de piel grasa. Si bien algunas de estas causas se encuentran dentro de su facultad para controlarlas, otras en cambio son de tal naturaleza que tendrá que aprender a vivir con ellas.

No existe cura mágica alguna para la piel grasosa, pero se tiene que mantener limpia y no descuidarla en ningun momento.

Desde el punto de vista positivo, una de las ventajas se aprecia con el paso del tiempo, la piel grasa tiende a envejecer en mejores condiciones y arrugarse menos que la piel seca o la normal.

Restauradores para tener un rostro más feliz:

Vuelva al lodo. Las mascarillas de arcilla o de lodo son convenientes. Las mascarillas, harán sentir y ver mejor la piel sólo temporalmente, de modo que no debe contar con que los efectos sean duraderos.

Por lo general las arcillas (y lodos) más oscuros absorben más grasa. En cambio, las arcillas blancas o de color rosado son más suaves y actúan mejor en las pieles delicadas.

Las mascarillas pueden eliminar la grasa de la superficie de la piel, pero no espere que “limpien profundamente” los poros, ni que hagan algo más que tonificar temporalmente la piel.

Use espuma caliente. El agua caliente es buen solvente. Lave la piel grasosa en agua muy caliente y con bastante jabón. El agua caliente con el jabón disuelve mejor la grasa de la piel que el agua fría y el jabón, porque más cosas se disuelven en el calor que en el frío, entre ellas el jabón y la mugre que trata usted de quitar de su piel.

Busque jabones desecantes. Dada la tendencia actual en el tratamiento de las pieles grasosas, realmente lo único que puede hacer es desgrasar la piel repetidamente, con astringentes y con jabones secantes.

Encontrar un jabón secante no es un problema (en cambio, sí lo es encontrar un jabón que no seque la piel). Lo importante es asegurarse que se use mucho jabón; fricciónese la piel con energía.

Luego use un astringente. Los astringentes con acetona son lo mejor para el caso. La acetona es un magnífico solvente de grasas, aparte de que casi todos los astringentes contienen algo de acetona. Si los usa regularmente, con seguridad podrá quitar la grasa de su piel.

Aunque casi todos los atringentes contienen alcohol, busque otros igualmente útiles, como los copolímeros de acrilato. Sin embargo, el alcohol ordinario para fricciones se puede usar como astringente eficaz y económico. QUienes busquen un producto más suave pueden tratar de usar agua de haamamelis, que contiene algo de alcohol y también es eficaz.

Los astringentes sin alcohol contienen mayormente agua y no son tan eficaces como los que contienen alcohol y acetona, aunque pueden ser útiles para quienes tienen piel delicada. Y vale la pena notar que los dermatólogos recomiendan que en vez de lavar la cara varias veces al día, lo que la resecará demasiado y la dejará irritada, es mejor llevar consigo toallitas astringentes y usarlas para limpiarse el rostro.

Escoja sus cosméticos con cuidado. Los cosméticos se agrupan en dos categorías importantes, con base oleosa y con base de agua. Si usted tiene piel grasosa, use sólo productos con base de agua.

Hay muchos cosméticos formulados para pieles grasosas, elaborados de modo que absorban y curban la grasa para que la piel no se vea tan brillosa; pero ningún cosmético tiene ingredientes mágicos que frenan o detienen la producción de grasa, de modo que no conviene que se sienta tentada a probar productos que hagan semejantes afirmaciones.

Considere ponerse talco. Talco de bebé, desde luego. Para contar con protección adicional contra el brillo de su rostro, algunas mujeres encuentran que los productos simples, como puede serlo el talco para bebé, constituyen magníficos talcos para favorecer la salud del rostro cuando se espolvorean suavemente, utilizando una borla, sobre el maquillaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here