Efectos secundarios de los probióticos

0
13
Efectos Secundarios de los Probióticos
Efectos Secundarios de los Probióticos

Probióticos: ¿Qué son?

Entre las bacterias que nos hacen bien están los probióticos. En los últimos años, los probióticos han ido en aumento. Qué son ? ¿Cuáles son sus beneficios para la salud? ¿Tienen efectos secundarios? ¡Aquí está todo lo que necesita saber sobre los probióticos!

Según la definición de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y la OMS, los probióticos “son microorganismos vivos que, cuando se consumen en cantidades adecuadas, producen un beneficio para la salud del huésped”. Los probióticos son bacterias beneficiosas que desempeñan un papel en el funcionamiento adecuado de la salud intestinal y del sistema inmunológico.

La salud de la flora intestinal depende del nivel de bacterias buenas y malas. En el caso de una proliferación de bacterias malas pueden surgir muchos problemas de salud: mala digestión, infecciones repetidas (micosis por ejemplo)… Por su parte, los probióticos tienen efectos beneficiosos sobre la salud. Favorecen un buen equilibrio de la flora intestinal.

Los probióticos más conocidos son de origen láctico. Se encuentran en yogur y alimentos fermentados.

¿Por qué tomar probióticos?

Los probióticos nutren la flora intestinal y la ayudan a funcionar correctamente. Debe recordarse que más del 70% de las células inmunes se encuentran alrededor del intestino. Esto muestra su papel decisivo en la inmunidad. La flora intestinal está involucrada en la asimilación de nutrientes, en la fabricación de vitaminas K y B o en la degradación del colesterol. Sin embargo, muchos factores pueden alterar la flora intestinal: fatiga, estrés, mala alimentación, determinados medicamentos (antibióticos)… Pueden producirse trastornos digestivos, candidiasis o incluso diarreas.

La ingesta de probióticos ayuda a restablecer el orden en la flora intestinal. Ayudan a eliminar los gérmenes malos que causan problemas de salud. Sin embargo, para que sea eficaz, deben llegar suficientes probióticos al intestino. Para ello, la comida debe contener entre 108 y 1012 bacterias.

Leer Más  Propiedades Nutricionales del Bacalao

¿Cuáles son los beneficios de los probióticos?

Los probióticos están presentes de forma natural en los intestinos. Estas buenas bacterias son fundamentales para mantener el equilibrio de la flora intestinal. Estimulan el sistema inmunológico. De hecho, permiten luchar contra gérmenes, bacterias malas, virus, toxinas y hongos.

Los probióticos liberan bacteriocinas que ayudan a limitar la cantidad de bacterias exógenas. También neutralizan algunas de las toxinas liberadas por bacterias exógenas. Los probióticos mejoran digestión y aumentar la producción de glóbulos rojos y blancos. También se atribuyen otros beneficios a los probióticos:

  • Contribuir a la regulación del tránsito intestinal;
  • Mejorar el síndrome del intestino irritable;
  • Promover la síntesis de vitaminas K y B;
  • Disminuir la frecuencia de la diarrea;
  • Ayuda a combatir la candidiasis vaginal.

¿Podemos tomar probióticos todo el tiempo?

Si tiene un estilo de vida saludable y no padece ningún trastorno, tomar probióticos no es útil. Por otro lado, si está tomando antibióticos, se recomienda tomar probióticos.

Sin embargo, cabe señalar que no todas las cepas de probióticos tienen los mismos efectos. Por tanto, la ingesta de probióticos debe adaptarse a los problemas encontrados.

Los especialistas recomiendan una cura de tres a cuatro semanas al año. Es decir, los probióticos viven desde unos pocos días hasta unas pocas semanas en el intestino. Por tanto, puede resultar interesante consumirlo dos o tres veces por semana de forma habitual. Por lo general, se necesitan unos diez días para ver los efectos beneficiosos de los probióticos en la salud.

Para los niños menores de 3 años, siempre busque consejo médico antes de tomar probióticos en forma de complementos alimenticios.

¿Qué alimentos son ricos en probióticos?

Los probióticos vienen en forma de suplementos dietéticos, pero muchos comida son ricos en ella. Estos son los alimentos ricos en probióticos naturales:

Leche fermentada y todos los productos derivados: la leche fermentada y todos los productos derivados de ella contienen bifidobacterias y lactobacilos. Se sabe que estas dos familias de probióticos mejoran el tránsito intestinal. Comer un yogur al día ayuda a mantener la microbiota intestinal.

Repollo fermentado: contiene ácido láctico (que ayuda a la eliminación de parásitos intestinales) además de vitaminas y minerales.

Kéfir: el consumo de semillas de kéfir fermentadas mejora la digestión. Al fermentar, las semillas de kéfir producen lactobacilos. Sumerja las semillas de kéfir en agua, leche o jugo de frutas, luego déjelas reposar durante la noche. La bebida se puede consumir al día siguiente.

Leer Más  Una Alimentación Saludable y la Celulitis

Miso: este condimento se elabora a partir de soja fermentada, cebada y arroz. El miso se agrega a sopas, risottos o incluso caldos. Se cree que el miso reduce los síntomas de la enfermedad de Crohn.

Espirulina: es una microalga que crece en las aguas dulces de las regiones cálidas. La espirulina promueve el desarrollo de bacterias del ácido láctico. También es conocido por sus propiedades antiinflamatorias. La espirulina se vende en forma de copos y polvo.

Levadura de cerveza viva: mejora digestión y ayuda a restaurar la flora intestinal. También tiene excelentes valores nutricionales. De hecho, es rico en vitamina B, proteína y minerales.

Kombucha: bebida tradicional rusa elaborada con té verde o negro fermentado. Rico en probióticos, mejora la digestión.

Pan de masa madre: la masa madre natural es un probiótico.

Cabe señalar que el proceso de conservación (pasteurización, esterilización, etc.) reduce la cantidad de probióticos naturales. Es mejor consumir alimentos mínimamente procesados ​​y poco calientes para obtener los beneficios de los probióticos.

Los probióticos son muy sensibles al calor. Si bien algunas cepas se pueden almacenar a temperatura ambiente (entre 25 y 30 ° C), otras deben mantenerse frescas. Por tanto, es importante respetar las indicaciones del envase sobre el método de conservación para poder beneficiarse de los beneficios de los probióticos.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los probióticos?

Varias observaciones médicas han demostrado los efectos secundarios de los probióticos.

  • Trastornos digestivos: los probióticos pueden amplificar la fermentación que se produce en el sistema intestinal y provocar trastornos digestivos leves (hinchazón, gases, etc.). Por lo general, estos síntomas desaparecen por sí solos en unos pocos días. Sin embargo, es necesario disminuir la cantidad de probióticos consumidos si nota estos signos.
  • Riesgos de infección: los probióticos son microorganismos que pueden provocar infecciones. Sin embargo, las personas sanas generalmente son inmunes. Por otro lado, los probióticos están contraindicados en niños o adultos que padecen una inmunodeficiencia o en tratamiento médico (inmunosupresores, quimioterapia, etc.).

¿Quieres tomar probióticos como complemento alimenticio? Para evitar efectos no deseados, tenga cuidado de elegir los productos que consume. Además, tome solo un complemento alimenticio a la vez, evite las mezclas para evitar una sobredosis. Al mezclar, no podrá identificar al culpable de ninguna perturbación. Siga cuidadosamente las dosis recetadas por su médico.

Leer Más  Requerimientos diarios de Sodio

¿Qué probióticos elegir?

Una gran cantidad de probióticos en forma de complementos alimenticios se vende comercialmente. Tenga en cuenta que cada cepa de probióticos es única y no puede sustituirse. Para elegir bien, debes conocer las principales acciones de las diferentes cepas:

La cepa L. rhamnosus GG: eficaz tanto en modo curativo como preventivo para luchar contra el eccema atópico en lactantes.

La cepa de L. fermentum reduce los episodios de nasofaringitis y bronquitis de invierno.

La cepa L. reuteri protectis reduce la frecuencia de infecciones respiratorias y gastrointestinales.

Las cepas L. casei Shirota, L. bulgaricus + S, L. rhamnosus GG son eficaces para reducir la frecuencia de las diarreas.

Las cepas L. planturum y L. rhamnosus GG disminuyen los síntomas del síndrome del intestino irritable (una enfermedad causada por hipersensibilidad del colon que causa dolor abdominal, diarrea, estreñimiento y distensión abdominal).

La cepa L. gasserie participa en el fortalecimiento de la barrera intestinal.

La cepa de L. plantarum ayuda a prevenir la candidiasis vulvovaginal. Se utiliza además de un tratamiento antimicótico o antibiótico para combatir la micosis recurrente.

Se deben tener en cuenta ciertos criterios para elegir los probióticos adecuados:

  • Elija cepas identificadas, estudiadas y cuyos efectos se hayan demostrado.
  • Opte por probióticos que hayan sido sometidos a pruebas de resistencia durante su paso por el sistema digestivo. De hecho, para ser eficaces, los probióticos deben llegar vivos al intestino delgado. Deben sobrevivir a la acidez del estómago, las sales biliares o las enzimas digestivas.
  • Favorecer los productos desarrollados de acuerdo con las buenas prácticas de fabricación de la industria farmacéutica. Por lo tanto, es importante conocer el origen de los probióticos que planea ingerir.
  • También otorgue importancia a la estabilidad de las cepas que se basa en la elección de los componentes utilizados en el desarrollo del probiótico y el empaque para protegerlo del aire y la humedad.
  • Elija probióticos con buena adherencia al intestino.

Es mejor buscar el consejo de un médico antes de tomar probióticos.

 

Si te ha gustado dale a "Me gusta" y compartir, "Gracias".

 

Y Recuerda Siempre:

"La salud no es conocida hasta que es perdida" "El que bien come y bien digiere, sólo de viejo se muere"
 

Nos puedes seguir en:

https://www.facebook.com/bienestarysalud.info/ o también https://www.facebook.com/groups/857929794373666/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here