¿Cuál es el queso con menos calorías?

0
33
Quesos Menos Grasos y Bajos en Calorías
Quesos Menos Grasos y Bajos en Calorías

Los quesos menos grasos y bajos en calorías: ¿cuál es la mejor variedad para tu salud?

El queso es particularmente rico en calcio y nutrientes. Este producto lácteo se puede consumir con cada comida para asegurar una ingesta nutricional adecuada. Contrariamente a la creencia popular, este alimento es bueno para la salud siempre que lo coma en cantidades razonables. También hay variedades bajas en calorías que son adecuadas para quienes están a dieta. Centrarse en las diferentes tipologías de quesos bajos en calorías.

Los productos lácteos, incluido el queso, son fuentes reales de calcio para el organismo. Por lo tanto, son esenciales para la formación de huesos y la salud dental. Su riqueza nutricional también los convierte en alimentos con mil virtudes, útiles para el buen funcionamiento del cuerpo humano. Sin embargo, cuando se consumen en cantidades demasiado grandes, es probable que los quesos promuevan engordar.

Afortunadamente, hay una variedad de quesos bajos en calorías. Estas son las variedades que se recomienda consumir en cantidades razonables para evitar kilos de más y mantenerse en forma.

Requesón: uno de los productos lácteos con menos calorías

En el top 10 de los quesos con menos calorías, el requesón está en la parte superior de la lista con alrededor de 49 Kcal a 80 Kcal por una porción de 100 g. Esta variedad es más conocida por su ligereza en boca y su sabor único. Fácil de digerir, el queso blanco también es bajo en grasas. Estas propiedades hacen de este producto lácteo un imprescindible para adornar los platos de una dieta sana, variada pero sobre todo equilibrada.

Leer Más  Razones de Salud y Bienestar para comer Pistachos

 

Feta (de cabra u oveja): un alimento bajo en calorías

En la lista de variedades de queso bajo en calorías también se encuentra el queso feta. Este lácteo solo tiene un contenido de 77 calorías por una porción de 30 g. Esta especialidad griega elaborada con leche de cabra u oveja va a la perfección con las más coloridas ensaladas enriquecidas con aceite de oliva, propias de las dietas mediterráneas. Este alimento ligero y sabroso tiene un bajo aporte calórico.

Mozzarella: un queso bajo en calorías

La mozzarella es un queso italiano hilado. Esta maravilla se elabora tradicionalmente con leche de búfala. Sin embargo, existen varias recetas que te permiten prepararlo a partir de leche de vaca. En cualquier caso, la mozzarella es sabrosa y se puede comer de vez en cuando durante la dieta. De hecho, este producto lácteo es bajo en calorías con 72 calorías por una porción de 30 g. Este queso fresco combina fácilmente con tomates o decora una pizza ligera no muy alta en grasa.

Ricotta: una ingesta baja en calorías

Dentro de la gama de quesos italianos, la ricota es una de las variedades con un bajo aporte calórico. Este queso contiene solo 50 calorías para una porción de 30 g. Sin embargo, sigue siendo sabroso y da sabor a todas las preparaciones. Por tanto, es ideal para quienes siguen una dieta.

¿Qué queso comer cuando estás a dieta?

Incluso a dieta, es muy posible comer queso. Son pequeños placeres que dan más sabor a la composición de los platos adelgazantes. De hecho, algunas variedades de este producto lácteo pueden acompañar los menús más equilibrados.

Leer Más  Lista de alimentos con bajo aporte calórico

Camembert y Comté, ¿alimentos bajos en calorías adecuados para una dieta?

En tiempos de dieta, es difícil renunciar al queso. De hecho, este sabroso manjar proporciona nutrientes esenciales para el cuerpo. Por lo tanto, no se recomienda prohibirlo por completo en una dieta. La solución ideal para seguir consumiendo queso durante una dieta es seleccionar los productos adecuados.

Las variedades enumeradas anteriormente se pueden incorporar a un menú variado y saludable. Entre esta selección también se encuentra el Camembert. Este queso contiene 290 calorías por porción de 100 g. También es bajo en grasas y no inclina la balanza en el sentido contrario cuando se consume en cantidades razonables.

Cabe destacar que aunque algunas formaciones son bajas en calorías, no se recomienda abusar de ellas. Tomando el caso de Camembert, una porción de 30 ga 40 g por día es suficiente. Más allá de esta cantidad, podría engordar.

En cuanto al condado, no se recomienda consumirlo durante la dieta. Su contenido calórico es bastante elevado, más de 125 calorías por una ración de 30 g. Incluso en pequeñas cantidades, se corre el riesgo de estropear los esfuerzos ya realizados a largo plazo.

¿Cuándo comer queso para no engordar?

Los nutricionistas recomiendan consumir menos calorías por la noche. Para que el modelado no favorezca el aumento de peso, es necesario planificar el consumo de este producto lácteo. El mejor momento para comerlo es por la mañana o no más tarde del mediodía.

En cuanto al tipo de queso a consumir a la hora de comer, es posible elegir entre las distintas variedades mencionadas anteriormente. Los quesos bajos en calorías se recomiendan para personas que hacen dieta. Por tanto, es posible untarlo ligeramente sobre tostadas o galletas saladas para el desayuno. También es posible utilizar el queso como acompañamiento del plato principal o entrante al mediodía.

Leer Más  Propiedades y Beneficios sobre el Ginseng

Degustado frío o caliente, el queso da un sabor único a todas las preparaciones. Un plato con queso ofrece un importante aporte en calcio, fósforo, magnesio y varias vitaminas.

¿Cuánto queso comer para no engordar?

Además de determinar el momento adecuado para consumir queso, también es necesario determinar la proporción correcta. Los nutricionistas recomiendan no exceder los 30 g por día. Esta es la cuota adecuada para una persona que vigila su línea.

Además, consumir 30 g de queso al día puede agregar más dulzura a las comidas. De hecho, esta es una forma de abastecerse de nutrientes esenciales sin prohibirlos en su dieta. ¡Una bendición para los amantes del queso que encuentran difícil prescindir de él en la mesa!

Sin embargo, los nutricionistas recomiendan no comer queso todos los días. Durante una semana, debe definir un horario destinado a consumir solo unas 3 veces. Esta es la cuota ideal para comer queso sin temer por su forma.

Los beneficios para la salud del queso

Comer queso no es solo una fuente de placer. Este producto lácteo también tiene muchos beneficios. Aquí hay diferentes razones para consumir queso en cantidades moderadas:

  • Rico en vitaminas, especialmente B2, que juega un papel fundamental en la transformación de los alimentos en energía;
  • Alto en calcio que participa activamente en el fortalecimiento del sistema óseo y la salud dental, luego asegura el crecimiento de los niños;
  • Lleno de proteínas que intervienen en la creación de determinadas células;
  • Verdadera fuente de fósforo, un mineral que actúa en la mineralización de los huesos y en el almacenamiento de energía en el organismo.

 

Si te ha gustado dale a "Me gusta" y compartir, "Gracias".

 

Y Recuerda Siempre:

"La salud no es conocida hasta que es perdida" "El que bien come y bien digiere, sólo de viejo se muere"
 

Nos puedes seguir en:

https://www.facebook.com/bienestarysalud.info/ o también https://www.facebook.com/groups/857929794373666/
Compartir
Artículo anteriorPapa y diabetes
Artículo siguienteDieta de Okinawa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here