Realizar las Conservas de Alimentos ¿Cómo realizar conservas de alimentos?

0
245
Realizar las Conservas de Alimentos - ¿Cómo realizar conservas de alimentos?
Realizar las Conservas de Alimentos - ¿Cómo realizar conservas de alimentos?

La naturaleza, más generosa que nunca en esta época del año, nos regala sus frutos y nos invita a aprovisionarnos para el largo invierno.

Ahora es el momento: aproveche vacaciones y tiempo libre, y enfrente la tarea de manera entretenida y en familia: los más pequeñitos recolectan las frutas (especialmente si están en el campo), papás y mamás cocinan y revuelven, los más grandes ayudan a envasar y a guardar .

Los orígenes de las conservas
Históricamente, los métodos más antiguos para preservar en buen estado los alimentos han sido salarlos, congelarlos, curarlos, secarlos, ahumarlos y hacer pickles
Sólo a comienzos del siglo XIX, el francés Nicolas-Francois Appert hizo los primeros intentos por preservar alimentos en frascos sellados herméticamente, lo cual permitió al ejército francés transportar más variedad de comidas sin que se descompusieran.

¿Qué elementos necesita?
Indispensables:
Olla a presión u olla gruesa (muy adecuadas son las de cobre), cuchara de madera, pesa, moldes de acero inoxidable o plástico, frascos conserveros herméticos, etiquetas
Opcionales
Cucharas de medidas, jarro con medidas, cedazo, espátulas flexibles (mezquinos), deshuesador de cerezas y aceitunas, embudo especial para envasar
Adicionales:
Cuchillo pelador curvo, termómetro, delantal, tomaollas, canasto para recolectar la fruta, frutera

¿Qué fruta usar para las conservas?
La selección de la fruta es una de las claves del éxito de una buena mermelada. Selecciónelas cuidadosamente: deben estar algo maduras pero no pasadas.
Las más utilizadas son: cereza, guinda, damasco, durazno peludo, nectarín, ciruela, frambuesa, frutilla, mora, limón, naranja, mandarina, manzana, membrillo, granada, higo, alcayota, castaña, papaya, pera, uva.
Las que tienen cáscaras duras, conviene pelarlas,

¿Cómo preparar los frascos?
Indispensable es que –antes de guardar la mermelada- esterilice y seque los frascos.
Al fondo de una olla grande ponga un paño limpio y llénela con abundante agua..
Introduzca los frascos conserveros dentro de la olla y ponga más paños entre medio de los frascos Protegerán el vidrio de los golpes que puedan darse durante la cocción
Tape la olla, póngala a fuego suave y déjela 20 minutos más desde que empieza a hervir
Deje enfriar el agua en la olla y retire los envases.
Después de rellenar sus frascos y sellarlos, etiquételos indicando su contenido y fecha de elaboración.
Guárdelos en un lugar fresco y seco

¿Cómo conservar mejor el contenido?
Un sistema antiguo y muy efectivo, es sellar la superficie de la mermelada con esperma Derrita velas corrientes de buena calidad y una vez caliente, vacíe sobre la superficie de la mermelada, considerando un espesor aproximado de 1 cm.
Deje enfriar y cierre, cuidando de no quebrar la esperma.
El ácido salicílico ayuda también a conservar las mermeladas La proporción es 1 gramo de ácido salicílico por cada kilo de mermelada.

La mermelada perfecta
Aparte del buen sabor (correspondiente a la fruta usada), una buena mermelada se distingue por su lindo color, transparencia y brillo y por tener una consistencia perfecta (ni muy líquida ni muy espesa) Para lograrlo, existen algunos secretos:

Muy importante es agregar a cada fruta la cantidad de azúcar adecuada También es preciso hervir la mezcla hasta que adquiera la debida concentración o “punto”.

Antes de elaborar la mermelada, lave la fruta suavemente en agua fría, quite los pedúnculos (si corresponde) y seque bien Pésela una vez lavada y libre de semillas
Ponga capas alternadas de fruta y azúcar, y termine con una de azúcar.

Revuelva su preparación lo mínimo necesario y deje reposar tapada (ojalá unas 24 horas)
Para conservar mejor algunas mermeladas (mora, frambuesa), selle con esperma derretida la superficie de cada frasco.

¿Cuándo está “a punto”?
El “punto” depende de la pectina y ácido natural (o añadido) de la fruta que, al hervir junto con el azúcar, toma una consistencia de jalea que permite se junte y cuaje Al poner a cocer las mezclas, la humedad se evapora y la concentración de azúcar aumenta, espesando la preparación.

Existen diferentes maneras de saber cuando está lista la mermelada:
– Vierta un poco de mermelada sobre un plato frío y deje enfriar Si se pega y no se corre o se arruga al tocarla, está lista Si está muy líquida, necesita más cocción
– Si al revolver la preparación con una cuchara de madera puede ver el fondo de la olla; si la fruta ha cambiado de color, o ha bajado el nivel dentro de su cocción

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de hacer las conservas?
Las mermeladas a las que se les da el punto a 100ºC o más pierden su color

Tenga presente
Conviene preparar poca cantidad, máximo 3 kilos cada vez, así es más fácil revolver y no se pega la preparación en el fondo de la olla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here