¿Cómo hemos de organizar la despensa en Casa?

0
111
Organizar la Despensa - Cómo Organizar la Despensa en Casa
Organizar la Despensa - Cómo Organizar la Despensa en Casa

Las áreas de almacenamiento de alimentos suelen ser insuficientes en una casa; pero con una buena planificación podrá sacarle mejor provecho al espacio del que dispone.
Al pensar en su despensa, lo primero que deberá definir es su ubicación: lo más indicado será tenerla dentro de la cocina o cerca de ella.

No olvide que la zona de cocción y el refrigerador serán los que requerirán mayor cercanía a ella, para poder tener siempre a mano los útiles y alimentos que usamos con mayor frecuencia.

El lugar en donde almacenamos nuestros alimentos y provisiones debe seguir cierta disposición básica para cumplir con su función en forma eficiente.

¿Dónde guardar?
· El lugar no necesita demasiada luz, pero sí deberá tener buena ventilación.
· Si no cuenta con mucho espacio, aproveche al máximo el poco que tenga: utilice toda la altura disponible, de piso a cielo.
· Aproveche también las puertas de su despensa parar colgar rejillas o estanterías angostas.
· Si instala barras, podrá colgar de ellas utensilios y canastillos para guardar cosas pequeñas.

Para aprovechar mejor el espacio y visualizar más rápidamente el conjunto, escalone las estanterías: con 35 cms. de profundidad, tendrá espacio suficiente para guardar recipientes para el arroz, sal, harina, azúcar, las cajas de leche, etc. Si continúa con 20 cms. de profundidad tendrá lugar para cajas medianas, tarros de conserva, etc.; y si finaliza con repisas de 10 cms. podrá incorporar allí sus frascos especieros, botellas de aliños y envases menores.

· Las estanterías angostas, le permitirán acceder a cosas pequeñas con mayor facilidad y rapidez que si las deja en repisas más profundas.
· Si son ajustables, podrá subirlas o bajarlas a gusto, según la altura de lo que vaya a guardar en ellas.
· Si las repisas son profundas, diséñelas de manera que puedan extraerse con sólo abrir puertas o desplazarlas sobre rieles: esto facilitará mucho el acceso hasta el fondo.
· Prefiera rejillas transparentes para las zonas altas, no necesitará andar encaramándose cada vez que quiera saber lo que tiene allí: con una rápida mirada desde abajo, lo habrá visto todo.
· Use frascos transparentes, herméticos, para guardar las cosas una vez que haya abierto los envases originales.

¿Cómo organizarla?
· La primera regla es: nunca guardar los alimentos mezclados con productos químicos de aseo, insecticidas o de jardín.
· Almacene sus alimentos en función de su uso y conservación.
· Por comodidad y seguridad ubique siempre las cosas más pesadas en las zonas más bajas: botellas, cajas de leche, sacos de harina o azúcar, latas de conservas, etc.
· En sectores intermedios, que queden al alcance de la vista y de su mano, ponga los alimentos de uso frecuente y los perecibles. Preocúpese que vayan quedando siempre en primera fila los más antiguos, de acuerdo a la fecha de elaboración.
· Deje las zonas altas para cosas livianas: bolsas de papel higiénico, toallas de papel absorbente, servilletas de papel.
· Casos especiales son: el café en grano (se guarda en envases herméticos, dentro del refrigerador) y el vino (requiere condiciones especiales). Vea: “Como guardar el vino”.
· Las verduras y frutas conviene dejarlas siempre a la vista y bien aireadas. Use canastillos verduleros de acero inoxidable, alambre forrado, madera o mimbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here